Dr. Hugh S. Pyper (traducción Julia Banwell, Northumbria University)
http://www.jiscpas.ac.uk/images/bin/avoidingplagiarism_spanis.doc


¿ Qué es el plagio?

Plagiar es robar: es cuando un estudiante roba las palabras, las ideas y el trabajo de alguien y finge que son suyos. Esto se aplica no solamente al trabajo entero, sino también a una simple frase que proviene de la obra de un autor u otro estudiante. Todo intento de utilizar el trabajo de alguien con el propósito de engañar al lector deberá recibir un castigo severo.

Para el beneficio de todos, el estudiante debe entonces hacer todo lo posible para evitar no solamente el plagio, sino también evitar dar a su lector la impresión que el trabajo contiene elementos prestados del trabajo de otra persona.

Cualquiera sea la intención, es malo que alguien reciba mérito para un trabajo que no es suyo. Si el lector no logra a discernir cuáles partes del trabajo son propios del estudiante y cuáles son derivadas de otro lugar, ¿cómo puede corregir el trabajo? La nota será baja, aún si no haya un problema grave, porque es la responsabilidad del estudiante indicar claramente esta diferencia al lector.

¿Cómo evitar el plagio?

La primera de las cosas que hay que hacer si estás en la duda, es pedir consejo al Personal Tutor, Year Tutor o Module Tutor. Sin embargo, es posible evitar la mayoría de los problemas con un poco de sentido común.

Lo más importante es dar una referencia completa y minuciosa para cada cosa de la cual se hace uso. La referencia debe permitir al lector encontrar directamente el pasaje al cual uno se refiere o que usted cita en la misma edición del libro o el artículo que ha sido consultado. De ahí la importancia de una referencia detallada, que contiene el nombre del editor, lugar y fecha de publicación y todos los otros detalles pertinentes a una edición específica. Por ejemplo, distintas ediciones del mismo libro pueden tener una paginación diferente, y entonces el lector se arriesga no poder encontrar el pasaje en la página indicada.

Las citas

Si se utiliza una frase, una expresión o incluso una palabra específica que procede de una fuente particular, se debe poner la cita entre comillas e indicar la página de donde vienen las palabras.

Hay que acordarse también que el profesor no da la nota por lo que cita de otros, sino para lo que el estudiante hace en él: es decir, cómo el estudiante desarrolla el material que utiliza o el enfoque crítico que se adopta hacia él.

Todos sabemos que cuando un estudiante copia el trabajo de otro, con o sin su permiso, y finge que es suyo, es completamente inaceptable. Cualquier intento de recibir puntos para una tarea tomada del Internet u otra fuente es inaceptable también.

Conclusión

Aunque el plagio sea un delito grave, el estudiante puede evitar los problemas si toma precauciones, es honrado y preciso. El temor del plagio no debe impedir al estudiante utilizar plenamente todos los recursos que hay dentro del trabajo de otros autores. El proceso de aprender a explotar este trabajo con seriedad y responsabilidad para aumentar su propio nivel de conocimiento está a la base de la formación académica. La consultación de obras serias da buenos ejemplos a seguir y el estudiante debería beneficiarse de la oportunidad para mejorar su propio estilo.

Videos